1-677-124-44227
info@your business.com
184 Main Collins Street
Follow us on instagram

Blog

  /  Derecho civil   /  ¿TENGO QUE PAGAR PENSIÓN DE ALIMENTOS EN LOS MESES DE VERANO?

¿TENGO QUE PAGAR PENSIÓN DE ALIMENTOS EN LOS MESES DE VERANO?

Muchos progenitores divorciados o separados se hacen la pregunta de si deben seguir abonando la pensión de alimentos en el periodo estival cuando van a pasarlo en sus hijos o hijas. La Respuesta es SI, pues de lo contrario estarían incurriendo en un incumplimiento de lo estipulado en el convenio regulador o lo fijado por Sentencia, e incluso en un delito de abandono de familia.

Efectivamente, a pesar de que durante el periodo vacacional los hijos pasan la mitad del tiempo con su padre y la otra mitad con su madre, se mantiene la obligación del progenitor no custodio de abonar la pensión de alimentos al progenitor custodio.

Ello se debe a que la pensión de alimentos que se abona en favor de los hijos es un pago prorrateado del gasto anual en 12 meses; es decir, como hay meses en que los hijos tienen más gastos como podría ser septiembre con el inicio del curso escolar, y otros menos como serían los meses de verano en los que cada uno de los progenitores abona los gastos en que incurren los hijos; para facilitar el pago y ante la dificultad de calcular los gastos mes a mes, se opta por este sistema.

Así lo ha establecido la doctrina jurisprudencial de las Audiencias Provinciales, pudiendo destacar entre ellas, Audiencia Provincial de Valladolid (Sección 1ª), sentencia 15.02.2013:

«Idéntica suerte desestimatoria merece el segundo motivo de recurso en el que se articula la pretensión de suprimir el abono de la pensión alimenticia en el periodo vacacional de verano que disfrute la menor hija de los litigantes en la compañía de su padre. La cuestión no es novedosa y ha sido resuelta ya con un criterio desestimatorio en repetidas ocasiones por esta misma Sala.

La razón de tal decisión estriba en que la pensión alimenticia consiste en una contribución del progenitor no custodio con el que ostente la guarda y custodia a los gastos y necesidades alimenticias de carácter ordinario de todo orden que en el sentido amplio que establecen los artículos 142 y siguientes del Código Civil tuvieren los hijos comunes, y por ello tiene la consideración de una prestación única que debe ser satisfecha al otro progenitor aunque su abono se prorratee mensualmente para el obligado al pago.»

Conclusión

Por lo expuesto, aunque la rutina diaria pueda cambiar en vacaciones, la obligación continua para satisfacer las necesidades básicas, de los hijos.

Bien es cierto que se puede acordar en el Convenio Regulador que suscriban las partes o adoptarse en la Sentencia judicial que el pago de la pensión se prorratee en 10 meses en lugar de en 12 meses; debiendo tener en cuenta que en ese caso la cantidad a pagar durante los 10 meses se vería proporcionalmente aumentada. Esta es la única forma de liberarse del pago de la pensión de alimentos durante el verano, no siendo habitual en los Juzgados.

Pero si un progenitor no paga la pensión alimenticia durante los meses de verano, se encontrará con que el otro padre interpondrá en el juzgado una ejecución de sentencia, con el consiguiente coste de abogados, que si encima somos los que hemos incumplido, nos tocará pagar al abogado contrario.

NO COMMENTS

POST A COMMENT