1-677-124-44227
info@your business.com
184 Main Collins Street
Follow us on instagram

Blog

  /  Penal   /  ¿Manipular el cuentakilómetros de un coche es delito?

¿Manipular el cuentakilómetros de un coche es delito?

Es cada vez más frecuente que lleguen al despacho reclamaciones por compradores de vehículos de segundo mano que no están conformes con el estado del mismo o que éste no se adecua a lo que inicialmente les dijeron que les iban a vender.

Generalmente esta situación se da cuando se ha transferido un vehículo con muchos más kilómetros de los que el vendedor suele decir, lo que causa un perjuicio económico directo al comprador. Esto sucede porque se adquiere un vehículo por más precio del que seguramente debería tener con ese número de kilómetros.

El hecho en sí de manipular un cuentakilómetros no es delito. Sin embargo, si se vende un vehículo habiendo trucado los kilómetros que aparecen en el mismo, sí se puede estar cometiendo un delito, concretamente, una estafa.

Ésta práctica, la de manipular el cuentakilómetros con el objetivo de engañar al comprador, aumentando así el precio del vehículo y consiguiendo por tanto un beneficio económico directo, se castiga como un delito de estafa del art.248.1 en relación con el 249 del Código Penal.

Cuando una persona compra un vehículo, y paga un precio por él, cabe entender que uno de los aspectos que la habrán hecho decidir es el número de kilómetros que tenga el vehículo. Y si este realmente tiene un número de kilómetros inferior al que muestra el coche, probablemente no lo hubiera comprado, o bien lo hubiese hecho a un precio inferior.

La actual legislación penal española no tiene previsto un tipo específico para la mera conducta de manipular el cuentakilómetros. Pero dicha conducta se vuelve delictiva cuando dicha manipulación se lleva a cabo con el propósito de cometer una estafa con el objetivo de obtener a cambio un beneficio económico directo.

Por lo tanto, si se manipula el cuentakilómetros y se consigue vender el vehículo, en principio se habrían reunido los requisitos esenciales del delito de estafa:

  1. Habría un ánimo de lucro.
  2. Debe existir un engaño suficiente para provocar un error en la otra persona, ya que la finalidad del cuentakilómetros es que se pueda saber cuántos kilómetros ha hecho un vehículo.
  3. Y además, inducir a ese otro, con ese engaño, a realizar un acto de disposición en perjuicio propio o ajeno. Ya que, como hemos señalado, de haber sabido el número real de kilómetros posiblemente no habría comprado el vehículo, o no a ese precio.

Las penas del tipo de estafa van desde los 6 meses a los 3 años de prisión, teniendo en cuenta para fijar la cuantía de la pena el importe de lo defraudado, el quebranto económico causado al perjudicado, las relaciones entre éste y el defraudador, los medios empleados por éste y cuantas otras circunstancias sirvan para valorar la gravedad de la infracción.

Así, la jurisprudencia ha establecido que los elementos estructurales de la estafa son el engaño necesario, el desplazamiento patrimonial o el enriquecimiento injusto, y que, a su vez, debe concurrir el ánimo de obtener un beneficio patrimonial ilícito.

Por ello, es un elemento sustancial del delito de estafa el engaño bastante. La sentencia del Tribunal Supremo núm. 1243/2000, de 11 de julio, viene a establecer que “el engaño ha de entenderse bastante cuando haya producido sus efectos defraudadores, logrando el engañador, mediante el engaño, engrosar su patrimonio de manera ilícita, o lo que es lo mismo, es difícil considerar que el engaño no es bastante cuando se ha consumado la estafa”.

Si has sido causante o víctima de dicha situación, no le dudes y confía en nosotros para asesorarte sobre tus posibilidades.

NO COMMENTS

POST A COMMENT