1-677-124-44227
info@your business.com
184 Main Collins Street
Follow us on instagram

Blog

  /  Derecho civil   /  Campamentos de verano de los hijos e hijas, ¿quién los paga?

Campamentos de verano de los hijos e hijas, ¿quién los paga?

El curso escolar llega a su fin y empiezan, como cada año, los quebraderos de cabeza para los progenitores, ya que la conciliación laboral en verano es intentar hacer un tetris.

Para todos los niños y niñas el fin de curso significa diversión, tiempo libre, ocio, amigos, vacaciones, etc. pero en cambio, para los adultos, es sinónimo de problemas y conflictos.

La conciliación laboral es un tema que preocupa a los progenitores y apuntar a los menores a un campamento de verano puede ser una opción, pero ¿quién paga el campamento de verano?, ¿qué pasa si mi ex quiere apuntar a los niños a un casal?, ¿puedo negarme?

Los campamentos de los menores se consideran gastos extraordinarios y no se encuentran incluidos en la pensión de alimentos como gasto ordinario a no ser que se haya pactado y regulado cuestión distinta en Sentencia.

Como es una decisión que puede tomar de manera unilateral uno de los progenitores, si el otro no está de acuerdo en la realización o en el coste, no estará obligado a abonarlo y debiendo asumir el pago aquél progenitor que ha decidido que el menor vaya al campamento.

En cambio, si los dos están de acuerdo podrán asumir el coste en la proporción que ellos mismos acuerden o se establezca en Sentencia.

Hay que tener en cuenta que el Tribunal Supremo divide los gastos extraordinarios en tres tipos a distinguir:

– Los NO NECESARIOS: son aquellos no imprescindibles para el menor (actividades deportivas, campamentos).

– Los NECESARIOS: son aquellos que no son previsibles pero necesarios para el bienestar del hijo (logopeda, psicólogo…).

– Y los URGENTES: son aquellos que necesitan una actuación inminente y no se puede esperar a que el otro progenitor de su consentimiento.  

En conclusión, y en cuanto al asunto que abordamos en nuestro artículo, has de tener en cuenta que si  quieres apuntar a tu hijo o hija a un campamento de verano o cualquier actividad lúdica y el otro progenitor no muestra conformidad en apuntarlo, deberás asumir tú la totalidad del pago de dicha actividad. Y al contrario, no te podrán exigirte el pago por una actividad si no la has aceptado de forma expresa en pagarla voluntariamente.

NO COMMENTS

POST A COMMENT